jueves, 31 de julio de 2014

BATIDO DE SANDIA


Hoy os dejo una receta muy sencilla y rápida de hacer, y que además es sana y apetitosa. Es una de las que suelo hacer en los Cursos de cocina Ayurveda de verano. Resulta ideal en  los días calurosos, y ayuda a evitar y controlar los desequilibrios del dosha pitta, tanto a nivel físico como psíquico.

Su ingrediente principal es la sandía, una fruta veraniega por excelencia. Recordad que la naturaleza es sabia y en cada momento nos brida aquello que necesitamos.

Ingredientes:

-       1 sandía

-       1 puñado de menta fresca (al gusto)

-       1 pizca de sal marina o del Himalaya

-       1 cucharada de agua de rosas por ración

-       1 pizca de jengibre, pimienta negra o comino (en polvo). Elige una de ellas.

-       Unas gotas de zumo de limón
 

Preparación:

Colocamos todos los ingredientes en una jarra para batidora o vaso mezclador, y trituramos hasta obtener una consistencia líquida. Puedes decorar con unas hojas de menta, elegir las especias según vuestro gusto, cualquiera de las tres ayuda a digerir mejor y evitar gases y su sabor encaja bien con el resto de ingredientes. Servirlo fresco, pero recuerda que no es conveniente congelarlo ni añadirle hielo.
Hay que tomarlo fuera de las comidas (para que el cuerpo lo digiera mejor y aprovechemos todos los nutrientes). Resulta muy depurativo como desayuno o a media mañana.

La sandia y la rutina estacional de verano:
 
En verano tenemos menos apetito y nuestra capacidad digestiva disminuye. Además, debido al calor sudamos más, y aumenta el riesgo de deshidratación y quemaduras solares. Es por ello que es importante incluir alimentos ligeros, de fácil digestión y aumentar nuestra hidratación diaria. Y para todos estos aspectos (y muchos otros) la sandia resulta un alimento perfecto.
 
Según Ayurveda, la sandia es de sabor dulce y energía fría. Tiene el siguiente efecto sobre los doshas: aumenta vata y kapha, y disminuye pitta. Es diurética, energizante, tonifica el aparato circulatorio, aporta vitalidad, ayuda a tener el cuerpo hidratado y calma la sed y el hambre. También es antiinflamatoria, por lo que alivia dolencias como la artritis o la cistitis (esta ultima tan común en muchas mujeres en época estival).

Destaca su contenido de agua, minerales y vitaminas A y C y antioxidantes como el Licopeno. Es por este motivo que nos protege del daño causado por los radicales libres, y es útil en la prevención de distintos tipos de cáncer. Su contenido en aminoácidos como la arginina ayuda en la dilatación de los vasos sanguíneos y disminuye la presión arterial, por lo que previene enfermedades del corazón.

Por todo ello, podemos decir que es muy beneficioso consumir sandía durante el verano, ya que nos refresca e hidrata, y ayuda a evitar desequilibrios propios de esta estación como deshidratación, quemaduras solares, cistitis, mala circulación... sin olvidar su apetitoso sabor.

sábado, 31 de mayo de 2014

CUIDADO de la BOCA y los DIENTES según AYURVEDA


Desde la infancia nos han inculcado el cuidado dental, prestando especial atención al cepillado después de cada comida. Si bien es cierto que el cepillado es importante, Ayurveda nos propone un cuidado más completo, no solo desde la higiene, sino también de nutrición y fortalecimiento de toda la cavidad bucal en su conjunto.

Y como no podía ser de otra manera, presta especial cuidado a todos los productos que utilizamos para la higiene bucal. ¿Recordáis la frase de la que hemos hablado en varias ocasiones que dice “no pongas en tu piel nada que no puedes poner en tu boca”? Como os podéis imaginar aquí cobra especial importancia, porque aunque no traguemos los enjuagues o dentífricos el cuerpo absorbe gran cantidad de ellos.

En este artículo os dejo una serie de consejos y remedios para una salud bucodental optima. Podéis aprender más en los Cursos de Remedios Ayurvédicos.  

La lengua es un órgano por excelencia del diagnostico ayurvedico, ya que a través de la capa blanca (o de otras tonalidades) que aparece en su superficie podemos saber en que órganos y grado de hay tóxicos en los distintos órganos. Sus grietas, forma, coloración… también nos dan importante información.
Es por este motivo que cada mañana al levantarnos conviene observa muestra lengua y limpiarla, ya que en ella se acumula un gran número de toxinas y bacterias que si no se retira el cuerpo volverá a reabsorber. Además esta capa puede producir problemas de dientes, encías y mal aliento. Para limpiar la lengua os recomiendo usar un raspador lingual preferentemente de metal. Se pueden encontrar fácilmente en herbolarios.

Es importante realizar un cepillado suave de los dientes y primordial que el dentífrico que utilicemos sea natural, este libre de químicos y edulcorantes y contenga plantas o especias que limpien y desinfecten la boca y fortalezcan los dientes.

En Ayurveda se utilizan dentífricos en polvo, que no generan espuma y están compuestos por plantas finamente pulverizadas que limpian, fortalecen y desinfectan la boca, aumentando la resistencia natural de los dientes a las caries. La sensación de limpieza es mayor que con cualquier pasta dental convencional y los problemas de sangrado de encias o la coloración de los dientes mejoran en gran media, llegando a desaparecer.  

Este tipo de dentífricos ya se pueden encontrar sin problemas o incluso podéis hacer vosotros mismos vuestro propio dentífrico ayurvedico casero, os dejo una receta: mezclar una pizca de sal del Himalaya con arcilla blanca, clavo y canela. Le ponéis unas gotas de agua para hacer una pasta y os cepilláis como de costumbre.
Otro punto a tener en cuenta son las gárgaras o los enjuagues bucales. Muchas molestias desaparecen con ellos. De hecho en Ayurveda hay un tratamiento que consiste en enjuagues con distintos tipos de aceite o ghee. Recibe el nombre de Gandusha y da excelentes resultados en multitud de patologías, es conveniente tener asesoramiento de un terapeuta.  

Si os sangran las encías podéis enjuagaros con infusión de hinojo y unapizca de cúrcuma.
Si hay mal aliento o simplemente queréis refrescar la boca y prevenir caries podéis hacer gárgaras con infusión de menta, clavo o canela. El clavo es especialmente eficaz para aliviar los dolores dentales y desinfectar.

Si hay cualquier patología o quieress saber los consejos exactos respecto a tu constitución puedes consultarme pidiendo cita en el siguiente teléfono: 635 62 50 62 o por email: elena@ayurvedaasturias.es  

sábado, 26 de abril de 2014

ACEITE DE MOSTAZA


 Hoy os voy a explicar las propiedades y los principales usos del aceite de mostaza.

La mostaza es una planta perteneciente a la familia de las crucíferas (de reconocidas propiedades anticancerígenas) ampliamente utilizada en Ayurveda.  En la alimentación tiene un papel muy destacado, usándose sus hojas como alimento y las semillas y el aceite, para preparar multitud de platos. Se consume mucho en toda la India y Nepal.

 También se utiliza para tratar distintas dolencias, tanto de forma interna como en aplicaciones externas en masajes, cataplasmas, baños…

 Este aceite es uno de los mejores para el dosha Kapha. También es beneficioso para Vata y está contraindicado para las constituciones Pitta. Es amargo, picante, ligero, penetrante y aporta mucho calor. Estas son sus principales propiedades: antiparasitario, fungicida, desinfectante, mucolitico, antiescorbútico, antiinflamatorio, analgésico, diurético…

 A continuación os indico alguno de los usos más efectivos y simples. Recordar siempre que las indicaciones son generales; es recomendable contar con el asesoramiento de un terapeuta Ayurveda especializado, sobre todo si hay patologías o surge cualquier duda. Estos consejos no deben sustituir recomendaciones o tratamientos de médicos o especialistas de la salud.

 Piel: Como aceite de masaje corporal se absorbe muy rápidamente y es estimulante, fungicida y desinfectante. Reafirma y tonifica la piel, muy bueno para aplicar en los pechos, muslos y brazos. Siendo constante en unas semanas se aprecian buenos resultados. También regenera manos y uñas. En este link puedes ver la forma de aplicar los aceites según Ayurveda.

 Cabello: Revitaliza el cabello, evita su caída, le aporta cuerpo y volumen y elimina la caspa, ya que contiene sustancias que activan el flujo sanguíneo, por lo que se nutre de forma profunda el folículo piloso.  Mezcla una cucharada de una de aceite de coco y una de aceite de mostaza y masajea bien el cuero cabelludo. En este link puedes ver la forma de aplicarlo de forma correcta.

 Sinusitis: ayuda a aliviar sus síntomas. Tiene acción mucolitica, rompiendo la mucosidad y permitiendo el drenaje de los senos paranasales. La revista médica alemana "Arzneimittelforschung" publico en 2006 un estudio donde demostraba que más de un 80%  de los pacientes que fueron tratados con aceite de mostaza mejoran en sus síntomas y presentaron mejor tolerancia que a los antibióticos y menos efectos secundarios.

 Infecciones respiratorias y catarros: Además de sus propiedades mucoliticas, la mostaza contiene magnesio, que ayuda a descongestionar el pecho y la nariz. Frota aceite de mostaza tibio sobre tu cuello, pecho y nariz.

 Antimicrobial: en 2010 el "The Journal of Food Science" publica investigaciones demostrando que algunos componentes del aceite son efectivos contra un amplio rango de bacterias. Los diferentes compuestos isotiocianatos en el aceite de mostaza (derivados azufrados) inhiben significativamente más de once cepas de bacterias.

 Analgésico y antiinflamatorio: Alivia y mejora inflamación, golpes y dolores articulares. Este aceite contiene selenio, que es conocido por sus propiedades antiinflamatorias. Además activa la circulación sanguínea y aporta calor a la zona. Calienta dos cucharadas de aceite de mostaza y frótalo sobre las articulaciones doloridas, golpes o inflamaciones para reducir el dolor y la inflamación. Es muy útil en casos de reuma.

 Como podéis ver, este aceite tiene interesantes propiedades que Ayurveda ha estudiado y usado durante miles de años y actualmente han sido avalado en varios casos por investigaciones científicas.
 

jueves, 6 de marzo de 2014

PAKORAS DE VERDURAS


 
Hoy comparto  con vosotros una de las recetas que suelo enseñar en los Cursos de Cocina Ayurvedica. Se trata de las pakoras, un plato muy sencillo y rápido de hacer y que gusta mucho. Acompañado de un chutney o salsa de yogurt constituye un delicioso entrante. Espero que os animéis a hacerlo y lo disfrutéis. Que aproveche!!!.
Las pakoras son una especie de buñuelos de verduras. El ingrediente común a todas ellas es la harina de garbanzos que hace de aglutinante de los demás ingredientes que la componen y que se fríen en aceite. Como ingredientes se emplean distintas verduras que dan el nombre a la pakoras. Si son de  espinacas (palak pakora), queso fresco paneer (paneer pakora), las pakoras de cebolla se denominan Bhaji. Se puede acompañar con especias diversas dependiendo de nuestros gustos, pero el comino y una pizca de guindilla siempre son imprescindibles para que la digestión no sea pesada.
Es un plato muy nutritivo que suele servirse como entrarte, y no conviene tomarlo en cantidad, sobretodo las personas de constitución kapha.

Ingredientes:

2 tazas de harina de garbanzos o besan.

1 cucharadita rasa de guindilla en polvo

1 cucharadita de semillas de comino

1 cucharadita de cúrcuma

una pizca de bircabonato sódico

Agua y sal

Verduras picadas muy finas al gusto: cebolla, zanahoria, coliflor...

1.    En un cuenco grande mezclar bien la harina de garbanzos, la sal, el bicarbonato, la guindilla y las semillas, agregar agua poco a poco, removiendo con una cuchara, hasta obtener una masa con consistencia de una crema, no tiene que quedar liquida para que se pueda freír bien.
 

2.    Picamos finamente las verduras. Si utilizamos más de una, elegir verduras que tengas una cocción similar.

 
3.    Añadimos las verduras a la masa en montoncitos y las freimos en aceite caliente.


4.    Las escurrimos sobre papel para retirar el exceso de aceite y las servimos calientes para que se mantengan crujientes.

sábado, 1 de febrero de 2014

COSAS DE LA EDAD



Con mucha frecuencia acuden a mi consulta de Ayurveda personas con distintas dolencias que consideran normales  debido a su edad. Este hecho no sería extraño si habláramos de personas con una edad avanzada, pero el caso es que me encuentro con hombres y mujeres que a partir de los 40 años comienzan a usar esta “coletilla”.  El aumento de peso es por la edad, la falta de memoria es por la edad, los dolores son por la edad, el cansancio es por la edad, la perdida de vista u oído es por la edad… 
Evidentemente a medida que pasan los años el cuerpo va experimentado un deterioro, pero no a los 50 o 60 años y por supuesto NO a los 40, una edad que precisamente, según el Ayurveda, es de plenitud.
Si estas u otras dolencias fueran fruto de la edad, todos las tendríamos a los mismos años aproximadamente, así como a todas las personas nos salen los dientes en unos años concretos o dejamos de crecer.
Si fueran achaques de la edad, si fueran cambios que inevitablemente llegan con los años ¿Por qué hay personas que con 80 años pesan prácticamente lo mismo que con 20? ¿Por qué hay mujeres que nunca  hay tenido sofocos, artrosis, osteoporosis…? ¿Por qué muchas personas con edades avanzadas no necesitan usar gafas ni audífonos? ¿Por qué hay ancianos con una memoria excepcional, que no tienen colesterol, están delgados o además tienen una gran vitalidad?
Esto nos indica que los años no pasan igual para todos y por lo tanto que los denominados “achaques” más que a la edad se deben a otros factores. Hay dos factores principales que hacen que los procesos de envejecimiento sean más o menos rápidos e importantes: la constitución personal de cada uno y los hábitos de vida.
Por un lado esta nuestra constitución personal o prakruti, que determina los puntos débiles que tenemos que cuidar cada uno especialmente. Por ejemplo, el aumento de peso en las personas kapha, procesos de degeneración ósea en los vata y las canas o calvicie prematura en las constituciones pitta.
Por otro lado,  los verdaderos  factores que marcan nuestra salud en general, o cómo vamos a envejecer en particular, son nuestros hábitos diarios, principalmente la alimentación, el ejercicio, el trabajo y la actitud mental. 
Según Ayurveda la principal causa de las enfermedades y el deterior del cuerpo son las toxinas o ama. Cuando hablamos de toxinas nos referimos a todo tipo de sustancias que el cuerpo no puede digerir. Hay toxinas en los alimentos que ingerimos, en el aire que respiramos e, incluso, los pensamientos y emociones que tenemos pueden generar toxinas. 
Lo que produce ciertos procesos de envejecimiento prematuros es un exceso de tóxicos que satura nuestro organismo. Los  “achaques” en una gran mayoría de casos no son por la edad, sino que se deben a los hábitos que año tras año han colapsado de forma prematura los distintos sistemas corporales.
En este tipo de situaciones, los distintos órganos y sistemas no pueden hacer bien sus funciones,  se saturan,  las toxinas van acumulándose en los tejidos, y el metabolismo en general se ralentiza. Como consecuencia aumenta el peso, los dolores articulares, el cansancio, la falta de memoria y concentración… 
La buena noticia es que, como estos procesos no responden a un envejecimiento real, estos desequilibrios en gran medida pueden revertirse. Para este fin, el Ayurveda nos ofrece múltiples soluciones, como las rutinas diarias,  los masajes, la alimentación personalizada, las dietas desintoxicantes, los  productos y plantas específicos…. No en vano ya desde sus primeros escritos, hace miles de años cuando se diferenciaron sus distintas ramas del saber, destaca una rama que recibe el nombre de Rasayana, que podemos traducir por Rejuveneciento.  El Ayurveda, ya desde su creación, pone atención en estos procesos y nos ofrece potentes herramientas que han acompañado al ser humano a lo largo de cientos de años, para poder tener una vida larga y plena. 
No en vano el Ayurveda es el arte de vivir.

viernes, 20 de diciembre de 2013

ENTREVISTA SOBRE AYURVEDA EN INNATIA

                   

Comparto con vosotros la entrevista que me ha realizado el portal INNATIA.

Todo lo que tienes que saber sobre medicina Ayurveda, con Elena Álvarez Domínguez

Cómo la Ayurveda logra la plenitud y equilibrio físico, mental y emocional

Si te interesa la medicina natural, no puedes dejar de leer esta entrevista. Elena Álvarez Domínguez, experta en medicina Ayurveda, te cuenta todos sus secretos y cómo dicha medicina te ayuda a lograr la plenitud y equilibrio físico, mental y emocional. ¡No te la pierdas


Hoy día la medicina Ayurveda es una alternativa diferente para el tratamiento natural de diferentes afecciones tanto físicas, psíquicas, emocionales o energéticas.

Por ello, Elena Álvarez Domínguez, terapeuta Ayurveda, te cuenta todos los secretos de la Ayurveda y cómo puede ayudarte a recobrar tu equilibrio interno.

-En primer lugar nos gustaría saber ¿Cómo te acercaste a la medicina Ayurveda, siendo tan diferente a la medicina alópata?

-Siempre he sentido la vocación de ayudar y acompañar a personas en situaciones difíciles, por esto estudié Educación Social y me especialicé en Educación para la Salud. Trabajé como educadora durante 7 años. Por otra parte, siempre he sentido curiosidad por las plantas medicinales y por el masaje. Hace 6 años, cuando estaba acabando de hacer un curso de quiromasaje, la escuela de Yoga donde acudía a recibir clases organizó un taller de masaje ayurvédico, y me apunté.

Desde el primer momento me quedé prendada de la Ayurveda, y descubrí cómo mis distintas inquietudes y capacidades encajaban a la perfección con esta filosofía de vida: un sistema de vida y curación que se centra en el cuidado de la persona, totalmente natural, donde el masaje tiene un peso importante y que utiliza profusamente plantas medicinales y especias tanto para nutrición, para fitoterapia, para hacer aceites medicados. A partir de ese momento me dedique a formarme primero en el campo de masaje y los tratamientos Ayurveda y más tarde en la nutrición y la fitoterapia.

-¿En qué se basa la filosofía Ayurveda?

-Ayurveda es la medicina tradicional de India y la más antigua de la que se tiene constancia, ya que los primeros escritos tienen unos 5000 años. Pero no solamente es una medicina, sino que es una filosofía de vida. Etimológicamente significa “la ciencia de la vida”.

Su objetivo es mantener la vida y disfrutarla plenamente a nivel físico, mental y emocional. Se basa en la prevención individualizada para cada persona, y cuando aparecen desequilibrios o enfermedades, también nos ofrece una serie de herramientas para su tratamiento. Tanto en la prevención como en el tratamiento de patologías utiliza dos herramientas básicas: el masaje y la nutrición.

-¿Por qué para la medicina Ayurveda es tan importante tener en cuenta las diferentes dimensiones del hombre?

-El Ayurveda entiende al ser humano como un todo, y por lo tanto, lo trata de forma completa. Cuerpo, mente y emoción son distintas dimensiones de un solo ser. Las enfermedades y desequilibrios se pueden presentar en cualquiera de ellas y afectar al resto. Por poner un ejemplo, la mayoría de dolores de espalda son causados por un estrés mental o emocional. De poco sirve trabajar solo el dolor físico. Podemos aliviar, pero si no escuchamos y trabajamos la raíz del problema, el dolor volverá una y otra vez.

-¿Cuáles son los elementos básicos del Ayurveda?

-El Ayurveda parte de la teoría de los 5 elementos, es decir, que todo lo que existe en el universo está formado por la combinación en distintas medidas de espacio, aire, fuego, agua y tierra. Y nos explica cómo estos elementos están presentes en cualquier forma de existencia del universo. El ser humano también está formado por la unión de los 5 elementos, que a su vez crean los “doshas” llamados vata, pitta o kapha. Es por esto que el Ayurveda dice que la persona es un microcosmos dentro del macrocosmos.

Los “doshas” crean la constitución de cada persona, y nos marcan unas características concretas a nivel físico (si somos delgados o gruesos, por ejemplo), fisiológico (cómo son nuestras digestiones, cómo dormimos etc.), mental y emocional (cómo es nuestra memoria, cómo reaccionamos al estrés…). Por ejemplo, el hecho de que en la constitución de una persona predomine el dosha pitta con un componente secundario de vata determina sus características físicas, mentales y emocionales.

-Según la medicina Ayurveda ¿cuándo se logra un estado saludable (teniendo en cuenta como salud, la salud psico-física y emocional)?

-Para Ayurveda la salud es sinónimo de plenitud y equilibrio en todas las facetas de la persona, física, mental, emocional y energética. Que no tengamos una enfermedad activa no quiere decir necesariamente que estemos sanos. La salud es mucho más amplia que la ausencia de enfermedad. Muchas veces acuden a mi consulta personas que no se encuentran bien, sus analíticas y el resto de pruebas médicas son correctas, los malestares que sufren no aparecen reflejados en los baremos de la medicina alopática.

Pero sin embargo hay un malestar, una insatisfacción que es necesario tratar y equilibrar. Existen aspectos que van más allá de lo físico y tangible y son más profundos e importantes. La salud en el sentido profundo del término puede ser sinónimo de la felicidad y como dice la célebre frase que se le atribuye a Gandhi: “Felicidad es cuando lo que piensas, lo que dices y lo que haces están en armonía”.

-¿Por qué nos enfermamos según Ayurveda?

-Según el Ayurveda las causas por las que enfermamos son diversas. La enfermedad aparece cuando hay un desequilibrio en cualquiera de las áreas de nuestro ser de las que hemos hablado anteriormente: cuerpo, mente y emoción. Este desequilibrio puede tener causas externas, como una alimentación inadecuada, la contaminación ambiental, accidentes, sedentarismo. Y también causas internas como el estrés mal gestionado, emociones bloqueadas o excesiva actividad mental. Todas ellas generan una serie de toxinas que acaban acumulándose y crean un terreno fértil para todo tipo de desequilibrios y enfermedades.

-¿Cómo sabes cuando existe un desequilibrio en los Doshas?

-Para valorar los desequilibrios en los doshas es necesario comenzar identificando de forma precisa la constitución de cada persona. Una vez que sepamos qué doshas marcan la constitución personal, se analizan las características que rompen la armonía. Además es necesario hacer una serie de preguntas para valorar la presencia de toxinas y observar las uñas, los ojos, la lengua y el pulso, ya que estos análisis arrojan información importante sobre el estado de los doshas y la salud en general.

-¿Qué rol juegan los masajes dentro de la medicina Ayurveda?

-Los masajes juegan un rol de gran importancia tanto en la prevención como en el tratamiento de prácticamente todo tipo de desequilibrios y enfermedades.

El masaje ayurvédico presenta grandes diferencias con respecto a la visión que tenemos en occidente. No solamente se centra en tratar problemas físicos o musculares, va mucho más allá de las contracturas o los dolores. El masaje trata al ser humano en su conjunto y tiene beneficios físicos, mentales, emocionales y energéticos. Por este motivo los masajes suelen ser de cuerpo entero.

Aunque los síntomas estén centrados en una parte concreta del cuerpo, si queremos eliminarlos de raíz es necesario tratar el todo y no solo sus partes. De esta manera los resultados son más profundos, y no solamente se consigue aliviar los síntomas, sino que se potencia la eliminación de toxinas, se activa la circulación sanguínea y linfática y se consigue una nutrición del cuerpo y el sistema nervioso en su conjunto, teniendo también beneficios a nivel emocional y energético.

Por otra parte un aspecto que marca otra importante diferencia es el uso de aceite medicados con plantas. Estos aceites tienen un poder terapéutico muy potente. Se elaboran con complejas formulas ancestrales mediante procesos de cocción. Existen decenas de aceites para equilibrar los doshas y sus distintos desequilibrios: dolores óseos y musculares, varices y piernas cansadas, estrés, insomnio y procesos depresivos, desequilibrios dérmicos entre otros.

Ayurveda dice “No pongas nada en la piel que no puedas poner en tu boca”. A través de la capacidad de absorción de la piel todo aquello que nos aplicamos entra en el torrente sanguíneo y forma parte de nuestras células y tejidos corporales de forma similar a lo que lo que comemos. Es por esto que a través del masaje conseguimos que el enorme poder terapéutico de los aceites medicados se distribuya por todo el cuerpo, nutriendo y calmando tejidos y órganos y eliminando toxinas.

Hasta tal punto son importantes los masajes en el Ayurveda, que acompañan la vida desde su gestación hasta el final de los días, habiendo masajes para cada etapa: para embarazadas, para bebés, adultos hasta tratamientos aptos para personas con cáncer u otros desequilibrios, donde otras prácticas de masaje suelen estar contraindicadas.

-A grandes rasgos, ¿Cómo son los tratamientos de la medicina Ayurveda?

-Una vez que se establece, de manera personalizada, la raíz del desequilibrio a tratar en una persona, contamos con un amplio abanico de posibilidades terapéuticas. A la hora de iniciar cualquier tipo de tratamiento, es fundamental depurar el cuerpo y calmar la mente para activar los procesos de autocuración.

Como he mencionado, uno de los tratamientos fundamentales son los masajes. También la nutrición tiene un importante papel a jugar, tanto para desintoxicar a la persona, como para restablecer el equilibrio y la salud. Ayurveda nos dice “cuando la alimentación es adecuada la medicina no es necesaria, y cuando la alimentación es mala la medicina no funciona”.
Junto con la nutrición, puede ser necesario recurrir a la fitoterapia mediante la toma de mezclas de hierbas medicinales.

Otro tipo de tratamientos pasa por diferentes maneras de aplicar y/o administrar aceites medicados, por ejemplo en los ojos (netra basti), a través de las fosas nasales (nasya), a través de los oídos (karnapurana), o dejar caer de manera continua un fino caudal de aceite sobre la frente (shirodhara).

-¿Qué recomendaciones les harías a nuestros lectores teniendo en cuenta que el estrés y las presiones diarias dominan la vida en esta época en la que vivimos?

-Como bien dices la sociedad actual es muy exigente y estresante. El consumismo actual genera un gran vacío existencial que trae consigo todo tipo de desequilibrios. Además los niveles de contaminación ambiental son cada vez más altos.

No obstante, creo que también existen muchos recursos y posibilidades que nos ayudan a no vernos arrastrados a esa dinámica del sistema actual. Cada día son más accesibles los productos ecológicos, no solo para alimentarnos, sino para otros muchos usos de la vida cotidiana. De la misma manera, contamos con un amplio abanico de terapias naturales y prácticas saludables como el Yoga o la Meditación que, además de ayudarnos a recuperarnos de enfermedades, nos enseñan a cambiar hábitos de vida perjudiciales por otros más saludables y equilibrados.

La propia Ayurveda nos proporciona herramientas para prevenir el estrés y las presiones diarias, y nos da fortaleza para asumir los cambios que consideremos necesarios en la vida. Y sobre todo, prácticas y terapias que insisten en la necesidad de cuestionarnos el tener y sustituirlos por el Ser, buscar espacios y momentos de calma en el día a día, para mirar en nuestro interior y valorar qué es lo que realmente importa.

-Por último, ¿Dónde te pueden encontrar nuestros lectores para que puedan informarse más en detalle sobre el mundo de la Ayurveda y sus beneficios sobre la salud y una mejor calidad de vida?

-Con el fin de difundir el Ayurveda y llegar al mayor número de gente posible, he creado el blog “Ayurveda Asturias; el arte de vivir”, donde encontrareis información sobre los principios del Ayurveda, sus masajes y tratamientos, recetas de cocina, etc. También me podéis seguir y estar al día mediante las redes sociales Facebook, Twitter e Instragram. Quedo a vuestra disposición para organizar talleres, ampliar información, resolver dudas o concertar una consulta.

Muchas gracias Elena por compartir con nosotros todos tus conocimientos para tener una mejor calidad de vida.